Skip to content

• Escándalo Odebrecht

3 marzo, 2017

Cada nuevo caso de corrupción trae a la mesa el rol del gobierno corporativo

El escándalo Odebrecht, que revela como una corporación transnacional organizó un sistema de soborno a nivel mundial, exponiendo en diversas jurisdicciones a sus directivos, personal y accionistas a penas de prisión y multas, así como a múltiples disputas, demandas, contenciosos administrativos e indemnizaciones millonarias a favor de los Estados defraudados, es un claro indicador de que las empresas no pueden vivir al margen del marco regulatorio, principalmente penal, del ordenamiento jurídico-estatal en el que desenvuelven sus actividades.

odebrecht

Escándalo Odebrecht: La corporación transnacional organizó un sistema de soborno a nivel mundial

Un escándalo a escala internacional

– Brasil y otros diez países firmaron un acuerdo de cooperación judicial para investigar el escándalo de corrupción de la constructora brasileña Odebrecht.
– 788 millones de dólares fueron pagados en doce países en forma de sobornos.
– Sólo en Brasil se pagaron 349 millones de dólares, mientras que los pagos en los otros once países ascendieron a 439 millones, según las cifras entregadas por el Departamento de Justicia.

El buen gobierno corporativo: la clave contra los delitos societarios

La buena gobernanza en la actualidad es fundamental para las empresas y atraviesa transversalmente toda su estructura, desde la alta dirección hasta el último empleado de la organización. Requiere de una cultura corporativa de cumplimiento normativo y abandonar definitivamente el “cumplo” y “miento”.

Es precisamente la subestimación del impacto de la litigiosidad penal y de los costos económicos y reputacionales que ella acarrea para las corporaciones, una de las funciones esenciales de los sistemas de buen gobierno corporativo y de cumplimiento regulatorio.

En los mercados financieros las normas de “regulación pública de la autorregulación” o de “autorregulación” imponen a las corporaciones participantes en los mercados financieros regulados, el deber de adoptar mecanismos internos que aseguren la buena gestión, la solvencia, la liquidez y el debido control interno de las mismas.

En este sentido, una de las vías que las empresas tienen para obtener su exoneración de responsabilidad penal por la comisión de delitos societarios, es el establecimiento e implementación de programas de gobierno corporativo y de cumplimiento regulatorio (“Regulatory compliance & reporting”).

Estados Unidos considera que estos programas constituyen el reflejo de la cultura de la empresa y, en consecuencia, le sirven a los jueces para determinar el índice de culpabilidad empresarial. Por eso es clave que las empresas adopten códigos y manuales de buenas prácticas, sistemas de análisis de riesgos y control de puntos críticos y auditorías de control de riesgos, pues su existencia revela al juez la presencia de una gerencia empresarial cuidadosa, lo cual eventualmente conduciría o bien a la exoneración de responsabilidad penal a la empresa y sus directivos, o a la atenuación de las penas.

La buena gobernanza no es un costo adicional, constituye un reaseguro para todos los grupos de interés.

Una cultura de cumplimiento normativo es la única manera en que los ciudadanos corporativos no acaben siendo incriminados penalmente por omitir el cumplimiento de normas de autorregulación impuestas por la legislación o las normas del sector regulado donde se desempeña la empresa.

El buen gobierno corporativo es una herramienta estratégica para evitar la responsabilidad penal derivada de la desorganización corporativa estructural, la irresponsabilidad organizada y la culpabilidad por defecto de la organización empresarial.

Así empezó el escándalo Odebrecht

El 17 de marzo de 2014 la Policía Federal brasilera lanzó la Operación Lava Jato, que investiga una megarred de lavado y malversación de fondos que involucra a políticos, Petrobras y grandes contratistas en Brasil. El nombre se tomó de la gasolinera de Brasilia donde la PF ejecutó 81 órdenes judiciales el mismo día.

El exdirector de Petrobras, Paulo Roberto Costa fue detenido tres días después luego de que se destapara una trama de corrupción masiva dentro de Petrobras, de la que formaban parte directivos, políticos y contratistas. De acuerdo con el MPF fueron desviados más de 507 millones de euros de las arcas del Estado, aunque todo apunta a que se podrían haber desviado más de 2.400 millones de euros en pagos de comisiones ilegales y otras irregularidades.

Según el esquema de la trama había empresarios que pagaban sobornos a funcionarios públicos para aumentar sus márgenes de beneficio y obtener favores arreglando licitaciones. En noviembre de 2014, la trama Lava Jato entró en una nueva fase cuando la PF ordenó la detención preventiva de 23 directivos de empresas como Mendes Junior, OEA, QueirozGalvão, Camargo Corrêa, Andrade Gutierrez y Odebrecht.

Hasta marzo de 2016 se han cumplido 133 órdenes de detención, 482 de registro e incautación y se han firmado 49 acuerdos de cooperación. Asimismo, los delitos reportados implican el pago de sobornos por valor de 1.552 millones de euros, de los cuales 703 ya han sido recuperados. En total ha habido 84 condenas, que representan más de 825 años de prisión.

Para leer la cronología completa de la operación Lava Jato puede hacer click aquí.

 

dinero

Pagos hechos por Odebrecht. Fuente: CNN

El impacto en la región: el caso en Argentina

En el articulo “Los tentáculos de Odebrecht y la globalización de la corrupción” Carlos Rozen (*) “La corrupción de los funcionarios públicos involucrados está penada, pero las consecuencias recaen teóricamente sobre las personas, siendo muy complejo llegar a las condenas. De esta forma, las pocas empresas (en su mayoría filiales de compañías extranjeras) que han cometido delitos de corrupción en nuestro país, fueron sancionadas por FCPA; no por leyes locales, reiteramos, inexistentes” Carlos Rozen Presidente de la Asociación Argentina de Ética y Compliance (AAEC), director del Programa CEC (Certificación Internacional en Ética y Compliance) y socio de BDO en Argentina:

¿Cuál será el impacto en los lineamientos del gobierno corporativo de los países involucrados?

Cada vez que aparece un caso de corrupción como Enron, WorldCom, Lehman Brothers, quienes trabajamos en gobierno corporativo pensamos el la frase de Mafalda, el celebre personaje de Quino, “otra vez sopa” y nos preguntamos: ¿Dónde estaba el directorio? ¿Y los reguladores? 

Enron dio a luz a la Ley Sarbanes-Oxley, ¿Que traerá aparejado el escándalo Odebrecht?

¿Cuántos años llevará dilucidar la trama del escándalo?

¿Cuántas personas efectivamente van a ir a la cárcel por el caso Odebrecht?

El presidente argentino Mauricio Macri afirmó: “Nada contribuyó tanto a conocer la corrupción como Odebrecht, vamos a tener que hacerle un monumento”.

Quizás tengamos una nueva década ganada de aprendizajes sobre cumplimiento, ética y riesgos, el tiempo dirá.

Fuentes y material adicional

Entienda la operación Lava Jato

Renunció la plana mayor de Graña y Montero

Empresas, gobernanza y cumplimiento penal

Argentina coimas: el Congreso debe sancionar la ley de Responsabilidad Penal de las empresas

El encargado de las coimas en Odebrecht se reunió con funcionarios de Argentina 

Alejandra Mastrangelo

From → #CorpGov

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: