Skip to content

• Panamá: Prácticas de Gobierno Corporativo en Empresas Estatales EPE

23 febrero, 2017

Estudio sobre empresas de propiedad estatal panameñas

El Instituto de Gobierno Corporativo de Panamá (IGCP) indagó sobre la temática del gobierno corporativo en relación con las empresas estatales (EPE) y encomendó la realización de un estudio independiente.

Todas las EPE panameñas están sujetas a las mismas leyes que el sector privado, así como también existen leyes específicas para el sector público, como las referidas a: adquisición de bienes y servicios, reglas del servicio civil, código de ética del sector público, etc.

El estudio, denominado Evaluación de las prácticas de gobierno corporativo de 5 empresas de propiedad estatal panameñas (EPE), compara el gobierno corporativo de 5 EPE con un parámetro internacional. En el informe se hacen observaciones sobre el gobierno corporativo de cada empresa y sus respectivas recomendaciones.

“Siempre hemos sabido que el gobierno corporativo es un determinante fundamental en el desenvolvimiento de empresas del sector privado. Lo que no ha sido muy reconocido es cuán importante es en el desempeño de las empresas de propiedad estatal (EPE). Con desempeño no solo nos referimos al económico, sino también al social y a su capacidad de brindar servicios esenciales al público panameño”, inicia el prólogo del informe de 75 páginas.

Lo mejor del gobierno corporativo de las Empresas de propiedad Estatal

  1. La mayoría son constituidas como corporaciones.
  2. Estados financieros usan NIIF (1) y son auditados según las NIA (2).
  3. Todas tienen sitios web y los usan para fines de transparencia y divulgación.
  4. Los tamaños de las juntas están en línea con la mejor práctica.
  5. Las posiciones de Presidente y Director General están separadas en línea con las mejores prácticas.
  6. El marco legal ofrece guías claras sobre muchas prácticas de gobierno corporativo.
  7. Ley de transparencia establece requerimientos de divulgación.
  8. Las reglas de contrataciones públicas son claras.
  9. Tienen funciones de auditoría interna que responden directamente a las juntas.
  10. La obligación de denunciar está enmarcada en la ley.

Por cada uno de estos aspectos se explicita en el resultado y se dan recomendaciones. Por ejemplo, con respecto al punto nº7, acerca de los requerimientos de divulgación, enuncia:

La Ley 6 sobre Transparencia establece con claridad requerimientos de divulgación para todas las EPE.
Una característica positiva es que la Autoridad Nacional de Transparencia y Acceso a la Información (ANTAI) evalúa el grado de cumplimiento de las EPE con la Ley 6. Un problema significativo es que conforme a esta Ley, no se requiere divulgación del gobierno corporativo.
La recomendación, en este caso, es: La Ley 6 sobre Transparencia debería requerir la divulgación de información esencial sobre el gobierno corporativo. Dicha divulgación debería incluir:

a. Información sobre miembros de la junta
b. Políticas sobre conflicto de interés
c. Información sobre potenciales conflictos de interés y declaraciones de miembros de la junta
d. Información sobre los sistemas que garanticen que los conflictos de interés son controlados y que las transacciones entre partes relacionadas ocurren según el principio de plena competencia
e. Procesos de nombramiento de miembros de la junta directiva
f. Estatutos de las juntas y comités; etc.

Se espera que estos hallazgos animen al Gobierno y a las EPE a desarrollar sus propios planes de acción. La Parte II del informe incluye un plan de acción básico individual para cada una, que incluye:

• Antecedentes
• Principales desafíos de gobierno
• Desempeño según categoría de gobierno corporativo
• Desempeño según sub indicador de gobierno corporativo
• Análisis y recomendaciones
• Priorización del plan de acción de gobierno corporativo

La conclusión del estudio es clara en su análisis, y podría motivar a otros países latinoamericanos a mejorar sus procesos e implementaciones de gobierno corporativo en entidades estatales: “Panamá es un país en el cual el marco legislativo es fuerte de muchas maneras, pero donde las reglas también son burladas con facilidad. Por lo tanto, deben fortalecerse los sistemas de monitoreo y control así como desarrollar estructuras de gobierno corporativo sólidas. En conclusión, Panamá requiere reconocer el buen gobierno corporativo de las EPE. Eso constituye una inversión, sin la cual estará en riesgo la inversión financiera y física que se haga en la infraestructura y en la sociedad”.

En Panamá hay un total de 15 EPE. Cada una de ellas opera en un sector regulado y en la actualidad llevan a cabo proyectos de gran inversión, de los que se esperan beneficios sociales y económicos significativos, pero son vulnerables a la ineficiencia y al potencial mal uso de los fondos públicos.

Rosaura Marcos presidenta del Instituto de Gobierno Corporativo de Panamá explica ¿Por qué y para qué evaluar los estándares de gobierno corporativo de empresas de propiedad estatal? en una entrevista del periódico La Prensa 

Para este estudio se escogió un subconjunto de 5 EPE de un total de 15 empresas:

• ENA (Empresa Nacional de Autopistas S.A.)
• ETESA (Empresa de Transmisión Eléctrica S.A.)
• IDAAN (Instituto de Acueductos y Alcantarillados Nacionales)
• Metro de Panamá S.A. (Metro)
• Aeropuerto Internacional de Tocumen, S.A. (Tocumen)

tapa

Evaluación de las prácticas de gobierno corporativo de 5 empresas de propiedad estatal panameñas (EPE)

Fuente: Instituto de Gobierno Corporativo de Panamá

Alejandra Mastrangelo 

(1) NIIF Normas Internacionales de Información Financiera.
(2) NIA Normas Internacionales de Auditoría.

From → #CorpGov

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: